Los tipos de implantes dentales y materiales usados

En los centros especializadas en implantes dentales, como la Clínica Pilar Garrido especialistas en implantes dentales en Madrid, la demanda del tratamiento va unida a la calidad de los materiales con los que se trabaja y la profesionalidad del equipo médico.

Cuando hablamos de implantes dentales, existen dos modalidades principales a las que nos referimos: los implantes de titanio y los implantes de circonio. Ambos están diseñados para ser biocompatibles y desarrollar buena adherencia al hueso.

En el caso de los implantes de titanio, han sido los más utilizados hasta la actualidad, al ser el un material de gran resistencia a la tracción y dureza, es considerado un material óptimo para fabricar los implantes.

Por su parte, los implantes de circonio, al ser un material que se integra perfectamente con el tejido humano además de la resistencia que los caracteriza, se utiliza para la fabricación de alta calidad.

Independientemente del tipo de implante que se emplee, de estos dos materiales, la colocación de los implantes dentales en la boca del paciente, cursará con las mismas fases, sin presentar demasiadas complicaciones más que las propias de una cirugía menor, tales como inflamación local postoperatoria que remitirá con la medicación que indique el dentista.

Una vez colocados, los cuidados que debe dar a sus implantes dentales es la misma: cepillado, limpieza para que no acumulen restos de comida y hasta que pase el tiempo estimado de integración, no comer alimentos duros que puedan hacer fracasar el tratamiento.

Una observación que vamos notando los dentistas en Madrid centro, es la exposición del borde superior del implante, en pacientes con retracción de encías. En estos pacientes se puede observar la conexión a la corona dental, en los implantes de titanio, viéndose un cerco oscuro entre la encía y la corona, pero esta situación puede evitarse mediante una higiene adecuada de dientes y encías.

Otra modalidad de implante en auge son los implantes cigomáticos, para casos de pacientes con pérdida ósea avanzada y en los que se ha descartado el injerto o elevaciones de seno maxilar. La característica principal de estos implantes es su dimensión, ya que suelen medir entre 35 y 55 mm, y que son anclados en el hueso cigomático, estando a mayor profundidad que el resto.

El tornillo del implante dental siempre debe quedar completamente cubierto por la encía, ya que el tornillo se coloca perforando el hueso e introduciéndolo a modo de raíz artificial.

Es aconsejable tener planificadas revisiones periódicas durante los primeros tiempos y trasladar cualquier anomalía, tras la colocación del mismo, al especialista. Desde nuestra Clínica dental en Madrid estaremos encantados de asesorarle en cualquier fase de su tratamiento.