¿Qué problemas puede causar un implante dental?

implantes-dentales-en-madrid

Si por alguna razón sufres una pérdida dental, debes saber que la colocación de un implante dental es una opción duradera y válida para reponer la pieza durante muchos años, sin embargo, a veces no es viable el tratamiento o una vez colocado hay un rechazo del organismo.

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental simula la raíz de un diente o molar artificial que se ajusta con un tornillo al hueso de la mandíbula o maxilar, de modo que es prácticamente idéntico al de la pieza sustituida. Son muy resistentes y muy duraderos, sin embargo, no funciona correctamente para todos los pacientes.

La tasa de éxito de un implante dental, según resultados obtenidos de varios estudios, es cercana al 95% a los 13 años de colocación.

¿Cuándo surgen los problemas con los implantes dentales?

Pueden surgir cuando se coloca el implante dental, durante la fase de cicatrización, por alguna de estas causas

  • Infección postoperatoria.
  • Porque hay poco hueso para la retención del mismo.
  • Debido a una incorrecta colocación del implante dental.

Si vas a optar por un tratamiento con implantes dentales, debes saber que cuando fracasa en etapas avanzadas, suele deberse a una sobrecarga o por causa de la evolución de una periimplantitis, siendo un proceso inflamatorio que se forma alrededor del implante y que provoca la pérdida del hueso que soporta el implante.

El motivo principal suele ser una mala higiene o un mal ajuste en la conexión de la prótesis al implante.

Factores que influyen en la pérdida de un implante

  • El tabaquismo, por ejemplo, afecta negativamente a la asimilación del implante por parte del organismo
  • El consumo de drogas o alcohol también son factores de incidencia negativa, especialmente durante el proceso de osteointegración del mismo.
  • La diabetes incide sobre el estado de salud bucal y acortan la duración de los implantes, en muchos casos.

Las revisiones periódicas

Durante las revisiones, el dentista hace mantenimiento del implante, eliminando cualquier acumulación de alimentos que rodee al mismo ya limpiando la zona, tal como se hace durante una profilaxis dental anual más conocida como limpieza bucodental. Algunos dentistas en Madrid centro o Santander incluso ofrecen esta revisión de forma gratuita, una o dos veces al año.

Las bacterias presentes en la boca pueden atacar las encías y alterar la unión entre el hueso y los implantes, para evitarlo, es esencial limpiar a en profundidad los dientes naturales a diario y las prótesis con cepillo de dientes y seda dental, para evitar infecciones.

Se ha demostrado una relación directa entre la presencia de periodontitis y el fracaso de los implantes, por lo que la higiene y el mantenimiento en consulta es imprescindible.

¿Cuáles pueden ser las complicaciones de un implante?

El principal problema suele estar relacionado con la cantidad y calidad del hueso al que se va a fijar el implante. Si no existe suficiente hueso en el área, el implante dental no se fijará bien.

¿Qué hacer para cuidar el implante?

Lo primero es cepillarse después de cada comida y usar el hilo dental y/o cepillos interproximales al menos una vez al día, poniendo especial atención en la unión de la prótesis con el pilar del implante, donde suelen acumularse restos de comida.

Los irrigadores dentales también suelen ser útiles, aunque no sustituyen la limpieza dental con cepillo y seda.

Realizar visitas periódicas a su clínica especializada en implantes dentales tras la colocación del implante, para que programe unas pautas de mantenimiento personalizadas.

Si el implante presenta movilidad, o siente dolor en las encías, inflamación o sangrado, deberá acudir a su dentista tan pronto como sea posible. Ya que no duelen los implantes dentales, si ocurriese deberá tomarlo como un signo de advertencia.

Para ayudar a la durabilidad de sus implantes dentales, evite someter a su prótesis a esfuerzos excesivos, como partir objetos con los dientes o romper alimentos duros como, por ejemplo, mariscos.

Para tener garantías de su implante, lo primero será elegir un buen profesional que diagnostique correctamente el tratamiento al que deba someterse. Influirá además las condiciones higiénicas del personal sanitario y el entorno clínico, así como la calidad de los materiales empleados y la experiencia del odontólogo.