Todo lo que tienes que saber antes de realizarte un implante dental

La mejor opción para recuperar la estética y función de las piezas perdidas son los implantes dentales, sin que nadie sepa que llevas prótesis. Se trata del mejor tratamiento para recobrar tu sonrisa porque no perjudica a los dientes sanos de alrededor.

En los últimos años, los implantes dentales son una de las técnicas que más ha revolucionado en el campo de la odontología, y también una de las que más se ha beneficiado de los avances tecnológicos y científicos.

Asimismo, los implantes dentales son estructuras hechas de titanio puro, que se colocan en el maxilar o en la mandíbula, y sustituyen a las raíces de dientes perdidos. Además, ofrecen una solución segura y permanente para la sustitución de uno o más dientes. Sin embargo, son múltiples las dudas que asaltan a los pacientes cuando tienen que plantearse un tratamiento.

¿QUÉ ES UN IMPLANTE DENTAL?

Un implante dental es tan sencillo como un pequeño tornillo de titanio que se une al hueso de la mandíbula o del maxilar formando lo que será la raíz nueva del diente. Una vez que la nueva raíz, es decir el implante dental, se ha integrado perfectamente en el hueso, se procede a colocar la funda o el puente fijo correspondiente de manera que ya tenemos los nuevos dientes estables, funcionales, seguros, en su sitio y para siempre.

La osteointegración, por su parte, es el proceso de integración en el que el hueso comienza a proliferar en contacto con la superficie del implante, y que garantizará el éxito y la estabilidad de este.

El objetivo de esta técnica no solo atiende a una función estética, sino que también busca mejorar la salud dental y la masticación.

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS IMPLANTES DENTALES?

Son el sustituto de las piezas naturales que devuelven la estabilidad, la funcionalidad y el aspecto a los dientes. Los implantes se colocan en el hueso siguiendo una estructura determinada y personalizada.

El implante dental está creado para la sustitución de uno o más dientes, de manera que se sienten y funcionen igual que las piezas perdidas, para que el paciente pueda disfrutar como cuando tenía todos sus dientes de una manera natural, fiable y segura. Sus nuevos dientes ya no se moverán y se sentirá seguro al comer y al hablar. No existe una solución mejor que supere a los implantes dentales.

Es cierto, que la colocación de los implantes dentales no es un proceso doloroso dado que se realiza con anestesia local. Sin embargo, sí pueden aparecer molestias tras la cirugía que se pueden aliviar con analgésicos, pero son muy infrecuentes los dolores fuertes postoperatorios.

En nuestra clínica dental Pilar Garrido utilizamos una técnica mínimamente invasiva, para que en muchas ocasiones no sea necesario abrir la encía y por consiguiente podemos evitar dar puntos.

Por último, es necesario acudir a clínicas especializas con una gran experiencia en implantología dental, que ofrezcan técnicas actualizadas y materiales de primera calidad. Desde Pilar Garrido, os advertimos de los riesgos de acudir a una clínica de bajo coste para realizar este tratamiento, dado que no siempre se cumplen las garantías deseadas.

La boca es un órgano imprescindible que requiere un planteamiento global. Cada paciente, necesita un tratamiento adecuado a sus necesidades y la visualización de especialistas expertos en aspectos quirúrgicos, de ortodoncia, de estética dental ofreciendo un enfoque multidisciplinar.