¿Qué problemas surgen a partir de los implantes dentales?

¿Qué problemas surgen a partir de los implantes dentales?

A pesar de mostrarse como la solución más duradera y estética a la pérdida de la totalidad de cualquier diente, los implantes dentales también traen consigo ciertos riesgos o efectos derivados de un tratamiento no enteramente correcto o de una higiene o cuidado erróneo después de la operación.

De ahí, que todas las partes del proceso de un implante dental sean igual de importantes: la elección de una clínica de confianza, la garantía de que esta te acompañe durante todo el proceso de preparación, operación y revisiones periódicas, además del hecho de que la persona con el implante dental mantenga un seguimiento e higiene diaria de su nueva pieza.

Los estudios científicos sobre el tema, revelan que el 91% de los pacientes no sufre ningún tipo de complicación durante la vida del implante, sustituyendo este a un diente natural y haciendo exactamente las mismas funciones que realizaba cuando el diente se encontraba en la cavidad bucal.

En nuestra clínica dental situada en Madrid centro, nos aseguramos de que así sea y garantizamos, gracias a nuestra tecnología puntera, que los implantes comenzarán a desarrollar su cometido días después de la operación y siempre que se mantenga un buen cuidado, higiene y se acuda a las revisiones fijadas por nuestros especialistas. Siguiendo las directrices de nuestro equipo de profesionales, la posibilidad de sufrir efectos secundarios o problemas a raíz de la fijación de los implantes dentales es casi nula.

Las complicaciones que pueden surgir a raíz de un implante dental ya sea por la falta de higiene, el hecho de no acudir a las revisiones o cualquier otro problema relacionado con el estado de la cavidad bucal, son las siguientes:

  • Perimplantitis

Esta enfermedad es una infección crónica que afecta a las encías y al hueso que rodea el implante dental. Lo más peligroso de padecerla es el propio desconocimiento de ella por parte del paciente, ya que este no sentirá dolor alguno al ir perdiendo el hueso que rodea al implante dental. En un estado final de esta enfermedad, el implante se queda sin sujeción y se pierde por movilidad.

En nuestra clínica ofrecemos diferentes herramientas para evitar que esto sea un problema como el control de los implantes cada 6 meses o un año y su desinfección con la mejor tecnología para que estos se mantengan tan sanos como el primer día.

  • Rotura o aflojamiento de la prótesis

Las causas de esta complicación pasan por una mala higiene o cuidado del implante dental en cualquier etapa de la vida de este. Así, una mayor atención durante los primeros años no será de prevención para su correcto funcionamiento durante las fases siguientes de su vida, por lo que la atención y cuidado del implante dental deberá ser continua.

El aflojamiento de la prótesis impedirá la correcta masticación de los alimentos y, si el implante dental se rompe de manera interna, tendrá una difícil solución por lo que acudir a un profesional es de extrema importancia cuando hablamos de esta complicación.

  • Fracaso del implante

Esto ocurre en solo un 2-3% de los implantes dentales y afecta principalmente en la unión entre la prótesis puesta de manera artificial y el hueso. En este caso y a diferencia de la perimplantitis donde se pierde el hueso poco a poco, el fracaso del implante deriva en la pérdida de la unión biológica entre la superficie del implante dental y el hueso. Esto puede evitarse acudiendo a profesionales especializados y capacitados en la prevención y tratamiento de este tipo de complicaciones.

¿Cómo evitar estas complicaciones?

Algo que se lleva repitiendo durante este post y seguro que habrás escuchado si estás pensando en decantarte por un implante dental es que estos necesitan de un cuidado e higiene esenciales para evitar padecer cualquier complicación definida anteriormente. Los pasos a seguir explicados en nuestro post ‘¿Cómo mantener los implantes dentales en buen estado?‘ son fundamentales para que esto no sea una preocupación que derive en intervenciones más serias que pongan en peligro la integridad de nuestro implante dental.

¿Qué no hacer después de la fijación de un implante dental?

Los implantes dentales garantizan una vida totalmente normal casi inmediatamente después de su fijación. No obstante, es necesario mantener una serie de pautas y hábitos para evitar que estos se dañen. Uno de ellos es la reducción e incluso eliminación del consumo de tabaco, ya que, puede favorecer el desarrollo de infecciones y perjudica la cicatrización de heridas bucales afectando a la estructura dental. Además, también es importante mantener la integridad del implante dental en nuestra boca y no obligarle a hacer esfuerzos que no son naturales para una dentadura como intentar abrir la chapa de una botella, nueces o cualquier otro alimento u objeto que requiera un trabajo extra de nuestros dientes.